Imagen

Hola mis amigos. Deseo que hayan tenido unas buenas celebraciones de Navidad y de Año Nuevo. La fiesta de Navidad ha terminado y algunas personas hemos podido tener un consumo exagerado de alimentos calóricos. Un nuevo volumen coporal se hace patente.  Si te encuentras pesad@,hinchad@ y sin energía seguramente necesites de una dieta depurativa pues son síntomas de que nuestra alimentación no ha sido correcta. PARA LEER MÁS...

 
 
Imagen
  La tos y la ronquera, el goteo nasal y dolores de cabeza afectan a muchos de nosotros cada invierno. Las plantas medicinales ayudan en la prevención de las infecciones virales, en el alivio de los síntomas y para la recuperación. Ya sea congestión nasal, sinusitis, dolor de garganta, bronquitis, tos…, la mayoría de las veces no hay "sólo" virus detrás del resfriado.   
Es mejor prevenir que curar

En estos días nos encontramos con frío por un lado y  aire caliente seco  por otros que ralentizan la circulación y especialmente en las mucosas.

Lo mejor es la humedad del aire fresco, pero también es imprescindible beber lo suficiente. Muchas personas apuestan por el té de jengibre que actúa dando calor al cuerpo y actuar contra los microbios. También es importante es el suministro diario de vitamina C. Las frutas y verduras son buenas fuentes de este.  El espino amarillo aporta una gran cantidad de vitamina C, sobre todo en forma de jugo o como aditivo en otros jugos. Es muy útil en los primeros síntomas tales como la fatiga o una sensación de picazón en la garganta, todavía puede se puede evitar la aparición de un resfriado común.

Además del descanso y los baños calientes se recomiendan los preparativos con Echinacea que incrementa la defensa antimicrobiana. Otro remedio natural es el aceite de nigella. Actúa sobre las alteraciones de estómago e intestino, porque fomenta la flora intestinal natural reprimiendo bacterias que provocan enfermedades.

También debo mencionar el propóleo que es una resina que se utiliza para las infecciones producidas por bacterias (incluyendo la tuberculosis), por virus (incluyendo la gripe y el resfriado común)

Vía aérea libre

Casi nada funciona ahora en contra de la flema, la inflamación y los espasmos de tos. Usted puede aliviar la tos y la ronquera con tés y extractos de plantas y jugos de plantas medicinales como:

  •  el Liquen de Islandia que se puede utilizar en forma de extracto en agua fría para hacer gárgaras. Endulzadas también se pueden beber, aunque resulta amargo, y así facilitar la expectoración y aflojar las flemas.
  • El tomillo, sus aceites esenciales aflojan el moco en los bronquios de una manera suave. Los aceites esenciales pueden ser inhalado directamente, en forma de crema de uso externo, a nivel interno en forma de comprimidos recubiertos o gotas de tragar o como té.